El vestido perfecto

Vestidos de boda PORTADA

Que una novia quiere ir perfecta al altar, es de sobra conocido por todos. Sin menospreciar al novio, su prometida y futura esposa es la gran protagonista del enlace a nivel visual. Si bien los ojos se posarán sobre el hombre, escudriñando cada detalle de su vestuario, desde la elección de los zapatos hasta el tipo de gemelos de su muñeca, nada soportará más miradas, levantará más elogios y traerá más cola que el vestido de la novia.

Novia y vestido tienen la misión de hacer olvidar a la mujer que todos conocen, con su look habitual,  para optimizar de manera ideal su belleza corporal. Durante alrededor de 24 horas, deben desaparecer la compañera de trabajo, la amiga, la hija o la amante y emerger la reina.

Y para eso, maquillaje y accesorios a parte, es imprescindible elegir el vestido perfecto. Ese que te siente como si alguien lo hubiese confeccionado justo para ti. De ahí que existan gran variedad de trajes de novia con sus respectivas combinaciones, tantas como cuerpos donde lucirlos.

Desde luego que aquel que elijas tiene que hacerte sentir cómoda, y crear la armonía perfecta entre todos los elementos de tu cuerpo.  Es más tienes que sentir que os fundís en una sola y que te hace ser única. Probablemente esa sería la sensación con la que te deberías encontrarte una vez dentro de él.

Lo importante, la silueta

Ya que según ella optaremos por uno u otro vestuario nupcial. Cada cuerpo es un mundo, de ahí que desde siempre los diseñadores adapten sus colecciones a esta vital cuestión. También es crucial conocerse y ser consecuente para no pasarse de la cantidad de dinero destinada para el elemento central de tu atuendo. Además es deseable que a la hora de escoger y decidirte entre varios modelos, tengas en cuenta el estilo de boda que vas a llevar a cabo.

Dicho esto, en la siguiente imagen, encontraréis los patrones más estandarizados y que deberán ser tenidos en cuenta por toda prometida, a la hora de decirse por este o aquel traje.

Vestidos de boda cuerpo de novias

Elección perfecta

Para elegir el atuendo adecuado primeramente hay que conocerse a una misma. Como ya hemos dicho con anterioridad, el tipo de silueta que tengas será crucial a la hora de decantarte por uno u otro vestido. Si tus hombros son más anchos que tus caderas y la parte superior de tu cuerpo es recta, entonces el perfil de tu cuerpo será el de triángulo invertido, por lo que deberás disimular la holgura de tu espalda y hombros y optar por cinturas bien definidas que realcen tus piernas. Tu tipo de vestido podría ser sirena o princesa.

Vestidos de novia sirena

vestido de novia corte sirena (4)

vestido-de-novia-corte-sirena-(3)-2015-

Si tus hombros son redondeados, tu cintura no está bien marcada, tu espalda es amplia y el área de tu barriga es holgada, deberías apostar por un escote en V o en forma de corazón, un vestido que de corte imperio o en A, que estilice tu figura. Una prenda intermedia que no sea ni muy ceñida ni muy exagerada, En ese caso la forma de tu cuerpo será ovalada o de manzana.

vestido de novia corte ovalado

vestidos de novia corte imperio 4

¿Cuándo te miras al espejo ves un perfil rectilíneo, con dimensiones parecidas entre la parte posterior e inferior, cintura prácticamente inexistente combinada con una cadera poco definida, busto pequeño y hombros comprimidos? Debes saber que cuentas con un cuerpo en forma de rectángulo. En este caso un vestido muy ajustado y recto sería contraproducente. Intentar marcar escote u hombros tampoco se ajustaría a lo óptimo para ti. La mejor opción pasaría por escotes en forma de V y trajes bien ajustados a la cintura. Hombros descubiertos y dejando de lado cuellos geométricos. ¡Y ni se te ocurra pasarte con la falda! Un vestido de corte de vaina, o un palabra de honor por ejemplo, te ayudará a marcar curvas y te sentará muy bien.

vestido-de-novia-tipo-vaina-

vestidos de novia palabra de honor

Siempre te han dicho que tienes un cuerpo ideal. Que tus hombros y caderas están en perfecta armonía con tu estrecha cintura, tu pecho es de buen tamaño y además tienes curvas, entonces tienes el tipo de cuerpo conocido como reloj de arena. De salida cuentas con la ventaja de que casi cualquier vestido te sentará genial. Ahora bien, si eliges algo que marque tu cintura y estilice aún más tu silueta curvilínea, optando por cortes entallados y formas cruzadas, te verás a ti misma mucho más bella. Evita apostar por explotar un parte concreta de tu anatomía, pues perderás la bonita simetría de tu perfil.

vestido de novia relog de arena 1

vestido de novia tipo a 2

Cuando lo más habitual es que tus caderas sean prominentes, más pronunciadas que los hombros, cuentes con un busto pequeño y una caja torácica de similares características, es porque como un gran número de mujeres, tienes un cuerpo de triángulo o pera. También llamado tipo A. Si lo que pretendes entonces es resaltar tu figura, sus formas, entonces es preferible un corte sirena. Si buscas que las miradas vayan dirigidas a la zona superior de tu cuerpo, la elección será un traje en A. En cuanto a los escotes, la forma de V, barco o palabra de honor, te irán bien. De manera opuesta, elige una falda sin mucho detalle y con movimiento.

vestido de novia tipo a 2

vestido de novia tipo a 1

Si te caracterizas por tu cintura poco definida, caderas amplias y pecho mediano tirando a pequeño. Entonces tu vestido es el que tiene forma de diamante. Es el indicado para todas aquellas novias que tienen unos brazos y unas piernas esbeltas y con cierta tendencia a engordar. Los escotes en forma de corazón que doten de proporcionalidad a pechos, cadera y hombros, ceñidos en la parte alta de cintura buscando prolongar la longitud de tus piernas, son así mismo una buena opción para sacarles todo el partido a este tipo de figuras femeninas.

vestido de novia diamante 1

vestido de novia diamante 2

¿Y las damas de honor?

Son otro componente esencial de toda boda. Acompañan a la novia el gran día, colocando la cola de su traje, la ayudan y aconsejan con los preparativos…de ahí que las elegidas cuenten con toda la confianza de la prometida, además de su amistad y afecto.

Por esto último, cuando pienses en cómo irán vestidas, ten en cuenta que te quieren y que desean  ir tan guapas y cómodas como sea posible. Su vestuario debe depender del lugar de la boda o el clima. Vístelas con colores que se ajusten a lo que has pensado para esa jornada, y ten en cuenta que aunque el color debe coincidir, los modelos pueden no ser los mismos. Por último algo que debes hacer sí o sí, es consultarlo con ellas, no olvides que son quienes los van a llevar.