La importancia de las invitaciones de boda

Invitaciones de boda portada 2

Las bodas tienen ese algo especial que hacen que la vida valga la pena. Pasa con otras muchas cosas, es obvio, pero un enlace matrimonial desprende ese aroma a novedad experimentada, a momento trascendente, a celebración especial juntos a tus familiares y amigos, a buen rollo, a «os deseo lo mejor». A ocasión única.

Pero hasta llegar al altar, pronunciar los votos, cortar la tarta con una espada sacada de Juego de Tronos y pasarse de la raya con las bebidas espirituosas…hay mucho trabajo que hacer. Entre las millones de tareas, una de las fundamentales es confeccionar la invitación de boda óptima.

No siempre fue así. Antes lo que preocupaba a las parejas eran los vestuarios, a que familiar invitar para que no acuda, que si la liga, escoger menú… Ahora a eso se le añade la trascendencia cada vez mayor de las invitaciones de boda. Cuyo objetivo consiste en personalizar al máximo el tarjetón de boda, haciéndolo exclusivo y generador de la misma impaciencia que deben tener los novios de que llegue el gran día.

Las invitaciones de boda suponen el aperitivo de la ceremonia, de ahí que deba de cuidarse y mucho, su imagen. Esto es, elegir dentro del amplio catálogo de invitaciones existentes, aquella que represente más fielmente el estilo de boda que queréis. Los asistentes tienen  que quedarse con ganas de más, con un sano run run que no les haga olvidar ni por un solo día, que os casáis. Por fin. Con esta gratificante pero ardua labor por delante, las tendencias en este momento son claras, mezclando lo tradicional con lo más novedoso, e introduciendo nuevos elementos propios de los avances que se han producido en la sociedad en la última década. Lo que se busca es la elegancia, la sofisticación…la sorpresa. Entre las invitaciones más demandas las encontramos lujosas, divertidas, color predominantemente blanco, clásica, preparadora de viaje, ecológica, impresión sobre materiales poco habituales, etc.

LujosasInvitaciones de boda lujo

Destacan por el uso de elementos con aire lustroso. Con papales con cierto peso y colores cuidadosamente elegidos. Aportan un extra de clase, de distinción.

Divertidas

Invitaciones de boda divertidas

Es una de las nuevas tendencias, incorporan mensajes de tipografía poco convencional. Puedes ser desde inflar un globo en el que esté impresa la fecha y celebración del enlace, hasta tickets del metro donde se anuncia el matrimonio.

Color predominante

Son aquellas cuyo estilo insinúa por dónde irán los tiros, a nivel visual, el día del enlace. Las más comunes son las que hacen uso del blanco y negro, o de colores vivos. Lo que podría indicar la predominancia del blanco o la mezcla de tonos más desenfrenados.

Clásicas

Invitaciones de boda clásicas 2

Como su propio nombre indican, van unidas al típico bodorrio de toda la vida. Suelen ir en blanco, incorporar algún tipo de lazo o bordado,  con papeles de textura sofisticada. Denotan gusto por tradicional, sin caer en lo antiguo.

Preparadoras de viaje

Invitaciones de boda viajes

Indican el interés de los novios por embarcarse en una aventura que los transporte a tierras desconocidas, parajes cálidos…Parece que son una de las elecciones predilectas en los últimos tiempos.

Ecológicas

Invitaciones de boda ecologicas

Buscan llegar a los asistentes al enlace, de una manera respetuosa con el medio ambiente. De ahí que predominen el uso de telas rústicas, materiales vegetales, etc.

Sobre materiales poco habituales

Se imprimen sobre madera, corcho, bambú, saco…Suelen tener aspecto de estar incluso hechas por los propios novios.

La importancia de una buena invitación

Parece una obviedad, pero hay que decirlo, es por este motivo que  nos gustaría detenernos en lo significativo que resulta tomarse muy en serio su elaboración. No es que sea el elemento más importante de todos cuantos dan forma a vuestro bodorrio, pero es el factor diferencial.

Primeramente porque hace participe a una serie de personas de vuestro enlace. De ahí que los sobres y su contenido deban ser completamente personalizados. indicando el nombre de la persona o personas a las que va dirigido. Si se trata de una familia, bastará con indicar el nombre del padre y añadir «y familia» introduciendo en el sobre el número necesario de invitaciones. Este tema es vital para que la gente se sienta importante y acuda a vuestra boda como Brad y Angelina a una gala de los Oscars. Así que cuidado, si en una tarde de locura pre matrimonial, entre risas se os ocurre la entonces graciosa (y a la postre desastrosa) idea de crear una invitación genérica… si ocurre, acabaros la yerba e iros a dormir. Será lo mejor.

El sobre debe ir debidamente personalizado, entregarse en mano a ser posible, y sobre todo con la suficiente antelación, que la gente igual que vosotros, tiene una agenda social y unos compromisos que cumplir. Después el cómo acabéis por configurar vuestra invitación nupcial, provocará que los asistentes se muerdan las uñas contando las horas que restan aún para vuestra boda. Él imaginándose dentro de ese esmoking refinado y atractivo mientras coquetea con las damas de honor. Ella metida en ese vestido deslumbrante que junto a ese tocado de ensueño dejará a todos con la boca abierta.

Elegida tarjeta, ¿Cuánto nos costará hacerlas?

Es una de las preguntas que se formulas todos los novios a la hora de ponerse manos a la obra con las invitaciones. La realidad es que depende mucho del tipo de tarjeta y diseño que elijáis, pero suelen ir desde los 0,50 cents a  los 2€ por cada una, sobre incluido. Sin embargo como ya os indicamos, el precio por una tarjeta de tipografía habitual y sin imágenes, será menor que el de otra que incluya fotografías y más horas de maquetación.

¿Y si me las hago yo?

Entonces podrás elegir la opción que prefieras, lo que se te ocurra y plasmarlo en invitaciones de boda que, ahora seguro que sí, te asegurarás se tratarán de algo único y original. Si tienes idea de diseño o se te da muy bien personalizar fotos, recortar imágenes y hacer packagins, puedes ponerte el mundo por montera y crear algo echo por ti mism@.

Invitaciones de boda DIY

Sino es el caso, existen herramientas vía páginas web, donde se te permite descargar patrones configurables que puedes fácilmente poner como más te guste. Lo malo es que suelen estar en inglés, pero mira ya no tienes excusa para no aprender el idioma de Jennifer Lawrence o Katy Perry. Porque la vida da muchas vueltas y nunca se sabe…Oh no, espera ¡que te vas a casar!